Cuando pensamos en los beneficios de los colaboradores, se nos viene a la mente cosas como afiliaciones al seguro social, remuneraciones por horas extras, décimo tercero, seguro dental, transporte, entre otros. Las empresas usamos estos beneficios como una herramienta para retener a nuestros mejores colaboradores y llamar la atención de nuevos talentos. Durante un tiempo siempre pensé «¿Pero qué tiene que ver la alimentación con la productividad de mi negocio?» Pero me percaté de algo interesante: Estamos obsesionados con la comida.

Es simple, ¿no? Pensemos en las barbacoas, cenas familiares, cuando se asiste a un bar, en el cine, admitámoslo, quién no se ha pedido unos nachos o palomitas de maíz durante una película. Hasta cuando no comemos, lo consumimos de otras formas, las fotos en Instagram, los populares canales de televisión de cocina. Está presente en todos lados. Con los alimentos estando presente en nuestras vidas constantemente, ¿qué rol juegan los almuerzos en mi empresa?

A pesar de que alimentar a tus colaboradores puede sonar extravagante y costoso, les comento que no es así. ¿Alguna vez han escuchado el término «almuerzos ejecutivos»? Son aquellos almuerzos que incluyen una entrada, los famosos segundos y jugo, su costo es variado y se lo puede encontrar desde $2.50 hasta $4 por almuerzo y cada vez más y más PYMES (Pequeñas y medianas empresas) se han percatado de los beneficios de brindar estos almuerzos ejecutivos a sus colaboradores.

Algunos de los beneficios:

Costo vs. Beneficio

En la oficina, cuando el reloj marca las 13:00, para muchos significa la hora para salir a buscar su almuerzo, para otros, el momento de ir al comedor a disfrutar una comida que se levantaron temprano a cocinar. ¿Qué comparten en común? El tiempo que les toma adquirir ese almuerzo afecta su moral, lo cual a su vez afecta su rendimiento.

Estés haciendo fila para comprar un almuerzo o levantándote a las 7 de la mañana a preparar uno, el tiempo que uno utiliza podría estar afectando la mentalidad de nuestros colaboradores. Si una empresa les brinda almuerzos, los colaboradores podrían aprovechar el tiempo para relacionarse más con sus compañeros mientras comparten un alimento saludable. Una buena relación entre compañeros lleva a tener pensamientos positivos, lo cual beneficia a la empresa, ya que crea un ambiente en el cual nuestros colaboradores son felices y un colaborador feliz, es un colaborador productivo.

Otro beneficio de brindar almuerzos, es que se puede tener un control sobre los alimentos que ingieren nuestros colaboradores. Brindarles un almuerzo saludable y bien balanceado pueden significar costos menores para la empresa, se enferman menos, incrementan su productividad y los costos de seguros son menores. Al pagar un almuerzo hoy, la empresa se ahorra pagar en un futuro.

Funciona en cualquier cantidad

No es ningún misterio que las mejores empresas brindan la alimentación a sus trabajadores, empresas como Diners Club, por ejemplo, otorgan a sus colaboradores el 80% del costo del almuerzo es decir, los colaboradores pagan el 20% restante. De igual manera, aprovechan los mismos beneficios que ganan al mantener a ese colaborador feliz. Desde el punto de vista del colaborador, tener que pagar $1 por un almuerzo ejecutivo que esté bien balanceado, en vez de tener que ir a buscar una comida rápida o tener que levantarse muy temprano a cocinar, lo mantendría feliz, con energías y siempre trabajando de forma productiva, lo cual se refleja en nuestras empresas generando más ingresos y hasta siendo reconocidas por ser una empresa que piensa en su equipo, lo cual a su vez también ayuda a retener los talentos más valiosos de la industria.

Incita a volverse un equipo

Estamos en una época en la que la tecnología se vuelve cada vez más necesaria en nuestras vidas laborables, entre videollamadas, trabajo remoto, entre otras, vuelven a la interacción humana cada vez menos necesaria. Muchas compañías quieren que sus colaboradores se involucren más entre ellos. Compañías como Google han diseñado sus instalaciones para que se encuentren más seguido entre colaboradores y logren interactuar más.

¿Qué mejor forma de unificar un equipo que cuando se encuentran mientras toman un café o con un almuerzo ejecutivo que la empresa ha brindado? Algunas empresas han hasta tomado la molestia de acomodar sus comedores de forma horizontal en vez de mesas aisladas, con el fin de que, entre colaboradores, se vuelvan camaradas, parte de un mismo equipo que busca una misma meta, ayudar a la empresa o negocio a salir adelante.